Per ottimizzare la tua esperienza di navigazione questo sito utilizza cookies. Continuando la navigazione si autorizza l'uso dei cookies. Maggiori informazioni
Accetto
umamiarea
Facebook Twitter Youtube Newsletter
Jazmin Bustos
condividi: share facebook tweet this email

Un evento vinculado al café de calidad y la amistad

07/04/2018

di Andrej Godina
ultimo aggiornamento 07/04/2018 19:36:18

Jazmin Bustos Te van a conocer compa.jpeg
Creo que tener una pasión, mejora tu calidad de vida, ya que a través de tu pasión creas una amplia red de conciencia humana, que te conecta con el mundo real, te conecta con otras personas, nuevos actores en tu vida, que antes no conocías.
El café es mi pasión, recuerdo como si fuera ayer el momento exacto en el que pensé “EL CAFÉ SERÁ MI PUERTA DE INGRESO HACIA EL MUNDO REAL”, ¡fue como volver a nacer!, como si antes de ese momento hubiese bebido, pensado, amado y vivido, con una perspectiva demasiado banal.
He aprendido a crear conexiones entre cada taza de café y mi entorno social, entre cada grano, sabor, olor y el mismo medio ambiente. Lo admito: creo que el café me ha convertido en una mejor persona, una persona más útil.
Creo que lo mismo le ha pasado a mis 13 nuevos amigos y amigas baristas de El Salvador, Guatemala y Honduras, todos estamos aquí en San Pedro de Copán, Honduras, invitados por el Programa Regional de Caficultura Resiliente (apoyado por USAID y ejecutado por la Universidad de Texas A&M) y la Cooperativa “Las Capucas”, en el marco de la 11° competencia de cafés especiales “TE VAN A CONOCER COMPA”. Se inauguró el laboratorio de Catación y Barismo, gracias a Marta Campos, aprendimos bajo el “Coffee Diploma System” de SA., A todos nos une e inspira una misma pasión: el café, o mejor dicho producir un mejor café, un café especial.
El café no solo es una dosis de cafeína que nos ayuda a coordinar nuestras primeras ideas matutinas, aquí el café se ve como una esperanza para el futuro, una visión que mejore nuestra sociedad. Conociendo a Christian, que vienen de El Salvador, él es ambientalista y defensor de la naturaleza, me cuenta que su empeño hacia el mercado del café no se limita a la producción en su cooperativa, sino que su gran misión en su país es trabajar en su comunidad y en todo El Salvador, para garantizar la integración de jóvenes provenientes de distintas realidades del país, que conozcan amen y trabajen con el café.
En zonas donde es difícil una formación educativa por motivos de movilidad o bajos ingresos económicos, los jóvenes se encuentran en una posición vulnerable, este es el panorama cotidiano que se encuentra la juventud rural en ese país. “En esa realidad de vulnerabilidad, en El Salvador es necesario ayudar a los jóvenes, ya que promoviendo y proveyendo oportunidades de empleo e ingresos, los estamos protegiendo de la delincuencia, y disminuimos la posibilidad que migren o abandonen los cultivos en el campo”. La Juventud necesita oportunidades para ser productivos y autónomos, si nos preparamos, si aprendemos seremos capaces de mejorar nuestro entorno social y ambiental.
Mis 13 nuevos amigos y baristas, saben bien que la clave del progreso está en la capacitación de cada miembro de sus comunidades, enu un buen manejo de la agricultura orgánica para crear un incremento en la producción de cafés de alta calidad, un conocimiento completo de la cadena del café, para anticipar y comprender las
tendencias del mercado, y es esa pasión por el café que nos ha traído aquí a Las Capucas, para capacitarnos y sobre todo para inspirar a seguir un modelo de producción sustentable, que mejore la calidad de vida, son solo de los productores, sino de toda la comunidad y de los consumidos, en cualquier parte del mundo que se encuentren,
Estos jóvenes baristas, están aquí inspirados por la curiosidad de beber un buen café, porque han entendido algo fundamental y aunque en estas zonas se producen café de especialidad, casi toda la producción es destinada a la exportación, y los productores no tienen fácil acceso a este café especial que ellos mismos están produciendo, muy pocos productores han probado los frutos de sus cosechas, y casi ninguno tiene una preparación básica sobre técnicas de barismo. ¡Es importante reconocer, estudiar y aprender el perfil de taza del café que producimos en nuestra zona, para poder saber que parte de la producción hay que reforzar, por estoy aquí!; y en futuro me gustaría que en mi cooperativa se creará un laboratorio de catación más especializado”; me cuenta Enrique mientras observa el laboratorio de catación de Las Capucas. La iniciativa del SCAE junto al Proyecto Regional de Caficultura Resiliente, es apoyar y conectar a los actores clave en los diferentes eslabones de la cadena de producción de café, llevando desde el grano a la taza, Esto abrirá nuevas y mejores puertas de oportunidad al mundo del consumidos de cafés especiales, y además se ampliarán las posibilidades de nuevos conocimientos, nuevas habilidades, nuevos puestos de trabajo, nuevas experiencias y nuevas oportunidades.
 
 
Mediagallery
Commenti 0
Nome (obbligatorio)
Email (obbligatorio)
Control Code (obbligatorio)
Commento